Es un producto natural, elaborado por las abejas, procedente del néctar de las flores y las exudaciones de algunas plantas.
Es normal que la miel natural, al cabo del tiempo y sobre todo con el frío, comience el proceso de cristalización, que la hace más espesa y produce un cambio de su transparencia, lo cual es una garantía de miel natural y pura.